20 jun. 2016

Londres #4: Cumpliendo un sueño y defendiendo a Mandela


¡Cuánta nostalgia!. Este es el último post sobre Londres, y si bien tenía ganas de terminar con esta ciudad, para poder escribirles sobre las próximas, ahora me agarro esa nostalgia rara de no querer que se termine. En fin, si no leyeron los otros post, les recomiendo que lo hagan. Acá está el post del primer día, acá del segundo, y acá del tercero. Ahora, comencemos con el último día.



 Amanecimos con un día nublado, por supuesto, es Londres. Nos apuramos a desayunar y salimos rumbo a cumplir mi sueño. Conocer Abbey Road. Soy fan de los Beatles desde chiquita, cuando mi papá ponía un cassette de ellos y me hacía bailar. Con lo de cassette delaté mi edad, ¿no?.

En fin, nos tomamos el subte en plena hora pico de la mañana. Me sorprendía ver la cantidad de gente. Las mujeres vestidas muy formales, con zapatillas deportivas y los zapatos de taco aguja en la mano.




Llegamos a la estación, y caminamos unas cuadras, e increiblemente ahí estaba Abbey Road, la calle que tanto había visto en fotografías, la tapa de ese gran disco. Obvio nos sacamos un montón de fotos, y ayudamos a otros turistas con las de ellos. Un argentino nos escuchó hablar y no dudó en acercarse a nosotros. Era de la matanza, a unas pocas cuadras de donde vivía Fer antes. Nos quedamos charlando un rato. Me parece increible como nos unimos los argentinos cuando nos encontramos afuera, compartimos esa nostalgia por sentirnos un poquito más cerca de casa, que necesitamos hacerle saber al otro que acá estamos, que nosotros somos del mismo país.



Empezó a llover, así que decidimos que era hora de irnos. De vuelta nos tomamos el subte, con destino a Kensington Palace. Por suerte, en esa parte de Londres todavía no estaba lloviendo, asi que pudimos recorrer un poco el Hyde Park.




Nota: el ojo de Fer estaba hinchado porque le había agarrado una infección horrible. Este día no estaba tan mal, estuvo peor.
Consejo: no molesten a los patos, gansos, cines. Son re malos y después te siguen a todos lados para picotearte. No pregunten cómo lo sé, le pasó a un amigo de un amigo :P

Amo los parques de Londres, son inmensos, hasta por momentos te olvidás que estas en una ciudad tan enorme.


Se había largado a llover y las hojitas me estaba protegiendo del agua.

 No podíamos irnos sin visitar los jardines del palacio. Son hermosos. Muchas flores, muchos colores. 


Después de caminar un largo rato por Hyde Park, la lluvia intensa nos volvió a echar, y terminamos almorzando en una cadena de comidas llamada "Pret-a-Manger" que nos había gustado mucho (buenos precios, rica comida al paso). La comida en Londres es cara, y sufríamos cada vez que veíamos los precios. Una vcez que teníamos la panza llena, decidimos ir al Museo Británico, que quedaba a unas cuadras de nuestro hotel.



Este señor de la foto, tiene más de 5 mil años, y quedó momificado por el calor del desierto. A mi me explotó la cabeza verlo.




El museo es enorme. Estuvimos más de 3 horas recorriéndolo, y no llegamos a ver ni la mitad de las salas. Esta lleno de historia de todos los países y culturas. Lo cual también nos hace reflexionar la cantidad de cosas robadas que quizás deberían estar en sus países de origen, como Egipto y Grecia. Pero bueno, ya sabemos que en el paso los ingleses no eran las mejores personas, y por algo aún se les dice "piratas".

Terminamos de recorrer las partes que más nos interesaban del museo, y mis pies estaban rotos. Cada vez que encontraba una supuerficie apta para sentarme, lo hacía. El gran error que cometí en este viaje fue llevarme unas zapatillas estilo Topper casi sin suela. Cuando volví al hotel, tenía la planta de los pies roja y quemada, y muchas lastimaduras. En un momento no podía caminar ni una cuadra seguida del dolor que tenía, sentía que se me prendían fuego las plantas de los pies.

Pero, era el último día, así que quedarse en el hotel a descansar no era una opción. Decidimos ir a dar una vuelta por el Big Ben una vez mas para despedirnos, sacarnos algunas fotos y comprar algunos souvenirs para la familia (tarea que me pone de muy mal humor). 



En un momento nos empezamos a sacar fotos en el Parliament Square, ya que se veía muy bien de fondo el Big Ben. Ahí hay varias estatuas de personalidades importantes de la historia. Una de las mas nuevas es la de Mandela. Nos quedamos un rato mirándo las diferentes estatuas, a pesar de que era de noche y no se veía demasiad. En un momento, Fer me pregunta "¿Porqué Mandela tiene 6 dedos?". Me quedé mirando las manos, y era verdad, parecía que tenía seis dedos. Pero cuando me acerqué a la estatua me dí cuenta que en realidad, lo que a nosotros desde lejos nos parecía un dedo de más, era una banana. Alguien le había puesto una banana en la mano. Ponganle la connotación que ustedes quieran, pero nos dió mucha bronca. Sobre todo porque para hacerlo debieron haberse trepado a la estatua, no era una tarea fácil, fue con maldad. Fer se trepó y logró sacarla. Enseguida vino un policia y nos miró de reojo, por suerte no nos dijo nada.


Después de comprar los malditos souvenirs, cruzamos el Támesis y fuimos a cenar a Mac Donald, el único local que seguía abierto a esa hora (tampoco era tan tarde, sólo las 9 de la noche). Mi viaje a Londres terminó con una hamburguesa en mano, observando al imponente Big Ben. Al otro día, el Eurostar nos llevaría a Paris.
Share:

6 comentarios

  1. Me encantaron tus posts de Londres!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina, me alegro mucho que te hayan gustado! Besotes!

      Eliminar
  2. Jjajajaj que genia me hiciste reir con lo de los patos. Ahora hablando en serio que suerte que pudiste conocer tan hermosa ciudad! Londres debe ser una de las ciudades más lindas de Europa, yo también soy fan de los Beatles desde chiquita así que imagino tu emoción. Descubri tu blog gracias a instagram, desde ya que te sigo! Y te invito a pasarte por mi humilde espacio. Besoteeees!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Lu!
      Muchas gracias por tu comentario. La verdad que sí, Londres es hermosa y espero volver algún día. Ya me paso por tu Blog, un besote!

      Eliminar
  3. Pao, me encantaron estos post. Espero ansiosa los post de Paris porque es mi ciudad favorita aunque todavia no pude visitarla. besotees!
    Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaby! Muchas gracias por tu comentario. Pronto estarán los post sobre Paris! Besitos

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!

© Testeadora | All rights reserved.
Blog Design Handcrafted by pipdig