17 jun. 2016

Para Brittany, con amor


No se dan una idea lo mucho que me cuesta escribir esto, y hace cuánto tiempo que vengo pensarlo en hacerlo, decidiendo. Este Blog es un espacio de belleza, pero también quiero empezar a sentirlo un espacio mío, que me represente. Si entraste a este post para leer algo relacionado con belleza o maquillaje, hoy no es el día. Y si bien uno expone en las redes sociales lo más lindo de su vida, camuflado con muchos filtros, también hay situaciones feas.


Hace unos meses falleció Brittany, mi perrita. Algunos quizás la tengan vista de mis redes sociales, ya que me gustaba subir fotos de ella, aunque era un poco difícil ya que por alguna razón que jamás descubrimos., Brittany le tenía miedo a todos los aparatos electrónicos, especialmente a las cámaras de fotos y celulares.

Conocí a Brittany en una veterinaria, allá por el año 2002. Tenía miedo de la gente, ya que le habían pegado a pesar de tener 2 meses de vida, y la habían abandonado en una caja junto a sus hermanos, abajo de una autopista cercana a mi casa. Pero no me quiero centrar en historias tristes, quiero escribir sobre cómo era ella.

Era un ser especial, y sé que todos decimos lo mismo de nuestras mascotas, pero les juro que lo era. Super dependiente, le encantaba seguirme a todos lados. Y me esperaba pacientemente en la puerta del baño cada vez que entraba a bañarme.

Le tenía miedo a: el secador de pelo, los celulares, los teléfonos, las cámaras de fotos y los controles remotos. A las personas nuevas, a las personas que tienen gorros, a una cara chistosa que yo le hacía, a los ruidos fuertes, al agua, a los bebés o niños, a los desodorantes, a las veterinarias, a las escobas, a los peluches, a las pelotas, a las burbujas, los parques, a los tiroteos en las películas, y sobre todo, a los fuegos artificiales.

Era muy glotona, y le gustaba comer todo, cosas que nunca escuché a un perro comer. Entre sus comidas favoritas estaban las uvas, el hinojo, bananas, mandarinas, yogurth, puré de papa, polenta, zanahoria, tomate, manzana. En realidad, no se me ocurre una sola cosa que no comiera, todo le gustaba, todo te pedía.

Entre sus actividades favoritas estaban dormir, comer, pasear (pero cerquita de casa, no más de dos cuadras), jugar a que la perseguían, robar comida, que le rasquen atrás de las orejas (y hacía ruidito de chancho), mirar la tele con mi mamá, dormir la siesta conmigo. Saltarle de alegría a la gente, mirar mientras cocinabas (a ver si se te caía algo, obvio)

Brittany era muy compañera, y una vez que le perdió el miedo a las personas, siempre quería estar rodeada de gente. Cuando era chica, y venían mis amigas a casa y nos encerrábamos en mi cuarto, Brittany nos rascaba la puerta para entrar, ella también quería formar parte del grupo.

La verdad es que cuando murió, sentí que una parte de mí se iba con ella. Es tan injusto. Y aunque no quiero caer en las frases clichés, también sé que ahora esta en un lugar mejor, porque sus últimas semanas de vida no la pasó bien. Además, todos los perros van al cielo, ¿no?.

Les dejo algunas publicaciones que hice de ella estos últimos años, para que la conozcan. Fue la primera perrita que adopté, y a partir de ella juré nunca más comprar, siempre adoptar.












Share:

11 comentarios

  1. ay, me hiciste llorar! No quiero ni imaginar el día que mi Lucy no este mas conmigo... te entiendo totalmente! Son nuestros bebes, una parte de nosotros. Pero me quedo con tu ultima frase, porque estoy segura que es así, TODOS los perros van al cielo y ahora te cuida cada día, de una manera distinta!! Mucha fuerza! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sol! Es como decis, son nuestros bebés, una parte de nosotros. Lo bueno es que quedan los lindos recuerdos! Muchas gracias por tu mensaje, un besote!

      Eliminar
  2. Te entiendo tanto.Yo me crié con mascotas,nunca me faltaron perros mis compañeros. Pero se nos adelantan lamentablemente o quizás para esperarnos para no separarnos más.
    Muy especial tu Brithany.Ánimo. Te abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por tu lindo comentario, te mando un beso grande!

      Eliminar
  3. Muy lindo y tierno tu post. Yo perdí también hace dos meses a mi adorada Bonita y meses antes a mi otra adorada Magi, no te explico lo destrozada que sigo a pesar de haber pasado estos meses porque eran mis grandes compañeras en el día a día? Eran mi alegría y las que me daban fuerzas para seguir cuando estaba triste. Las recuerdo con mucho amor y cariño y las extraño muchísimo. Es muy triste que se vayan tan pronto pero es la ley de Dios y la naturaleza. Te mando fuerzas y sí seguro que ellos ya están en el cielo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cecilia! Es un dolor muy grande porque, como dijiste, son nuestras grandes compañeras. Yo la extraño muchísimo y la recuerdo con mucho amor. Te mando fuerzas a vos también! un beso grande!

      Eliminar
  4. Siento mucho que hayas perdido a tu amiga. Llegará un día en que pienses en ella y sonrías sin dolor, aunque hora te cueste creerlo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz! Seguramente así sea, siempre quedan los lindos recuerdos. Un beso y gracias por el mensaje!

      Eliminar
  5. Siento mucho lo de Brittany, seguro fue una perrita muy feliz! Se va un pedacito de nuestro corazón con ellos! Recuerdo a mi querido Pompi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gisele, la verdad que sí, fue una perrita muy feliz, segurmente igual que tu perrito Pompi. Besotes!

      Eliminar
  6. Te entiendo con todo el corazon... son lo mas fiel y lo mas bello. Tengo dos pimpollos que me hacen feliz lola y uma... y una en el cielo esperandome como tu Brittany a vos... que hermosa vida le diste!!! Un besote

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!

© Testeadora | All rights reserved.
Blog Design Handcrafted by pipdig