6 jul. 2016

Paris #1: Conociendo la ciudad de la luz con un Argentino



























Así nos recibió París. Con lluvia, frío y niebla. En el post de hoy, empiezo a contarles mi aventura en la ciudad de la luz, en cuatro días recorrimos los lugares que más nos interesaba conocer, y el primer día, lo recorrimos junto a un argentino.



Salimos de Londres muy temprano a bordo del famoso Euro Star, en un viaje de unas horas del que no tengo recuerdo alguno porque me la pasé durmiendo. De ahí, nos fuimos a nuestro hotel, Inter-hotel Lecourbe, a unas veinte cuadras de la Torre Eiffel. 

Dejamos las valijas, y salimos volando porque habíamos quedado de encontrarnos con Martín a las 3 de la tarde en la Ópera de París, el problema era que todavía no estábamos seguros de dónde quedaba. 

Martín es un Argentino que vive en París hace varios años. Lo conocí a través de su web Paris by Martin & Friends. Ofrece varios tipo de recorridos por la ciudad, y el que yo había elegido incluía un recorrido con bicicletas eléctricas. Claro, el detalle era que estaba lloviendo.

La Ópera de Paris

Nos encontramos en la Ópera de Paris y Martin nos estaba esperando con paraguas (no paré de agradecerle, ya que nosotros no teníamos). Decidimos que, por culpa del clima, las bicicletas no eran la mejor opción, así que cambiamos a un recorrido a pie. Le comentamos que todavía no habíamos almorzado, y él nos llevo a un lugar a almorzar al cafe brassiere "L'Entracte". 

Nos ayudó a pedir la comida, e incluso nos tiró algunos tips sobre cómo manejarnos con nuestro escaso francés. Aprender a decir "garraf d'eau" (agua de la canilla) nos hizo ahorrar varios euros durante nuestra estadia. (El agua es muy limpia y en los restaurantes se puede pedir agua de la canilla para tomar, es gratis y te la traen en lindas jarras de vidrio).

Mientras nosotros almorzábamos un Croque-madame y un Croque monsieur, Martín sacó un mapa gigante y nos empezó a marcar todos los lugares que deberíamos recorrer en París. Incluso lugares secretos que él había descubierto con el paso de los años. Las mejores panaderías y queserías de París (que por cierto, quedan muy lejos del círculo turístico). Puntos de interés, puntos turísticos, y cómo evitar las famosas "trampas para turistas", o dónde no hay que comer. Además de ser súper carismático, Martín sabe muchísimo de París y lo cuenta de una forma que atrapa, se nota el amor que tiene por la ciudad de la luz, y lo transmite. 



El dice ser "un amigo en París", y les juro que lo sentimos así. Nos pasó su celular, su whatsapp y nos dijo que no importaba el momento, ni la hora, que si estábamos perdidos o no sabíamos cómo llegar a algún lugar, que lo llamáramos. Que hasta el día que nos fuéramos de la ciudad, el iba a estar dispuesto a ayudarnos en lo que necesitaramos. Francia era el país que más miedito me daba, ya que ni Fer ni yo sabemos hablar el idioma, así que fue una tranquilidad saber que hay alguien a quien llamar en caso de emergencias.

Nuestro nuevo amigo nos dijo también que nos iba a sacar fotos a través del recorrido, y que al final del día nos las iba a enviar por e-mail. Un genio.

Con la panza llena, empezamos el recorrido. Fuimos a un montón de lugares que yo tenía en mi lista, así que gracias a este paseo pudimos tachar varios sitios a donde queríamos ir. Martín nos relataba sucesos de la historia que habían pasado en cada lugar al que íbamos, así como un montón de curiosidades que de otra forma no hubiera podido saber.


Repetto, es un local que abrió en 1947 y vende ropa y zapatos exclusivos para las bailarinas de ballet. En el local hay un espejo gigante y una baranda, y pudimos ver como una bailarina se probaba los zapatos haciendo algunos pasos de ballet.


La primer medida de un metro.

El maravilloso museo de Lourve, que si bien decidimos no entrar (no somos muy fan del arte), Martin nos contó algunos secretitos y datos curiosos que lo hicieron un poquito más mágico.


El puente de los enamorados, con los candados a los costados del mismo, ya que por problemas de peso el puente estaba empezando a ceder. Decidieron prohibir los candados sobre el puente, y en su lugar pusieron obras de arte.


Dato de color: alguno de estos barcos son hoteles. Se pueden hospedar varias personas, y no son tan caros como se piensa.


Esas pequeñas callecitas de París son preciosas. Después de caminar por más de dos horas, decidimos hacer un pequeño parate en uno de las confiterías favoritas de Martín, en una de estas pequeñas calles, escondida. Nos invitó a tomar un chocolate, y les puedo jurar, que jamás en mi vida tomé un chocolate tan rico. Super caliente, si se lo dejaba reposar un poquito en la taza, la parte de arriba se iba solidificando. Increíble. Lamentablemente no hay foto de ese momento, porque estaba con tanto frío y tan mojada, que mi prioridad era entrar en calor lo antes posible.





Después de más de 3 horas de caminar, nuestra última parada fue la Catedral de Notre Dame. Imponente, hasta un poco terrorífica. A pesar que el frío me estaba haciendo tiritar, y que tenía los pies mojados y doloridos, una vez que ví la catedral confirmé que todo valía la pena. Nuevamente Martín nos deleitó con historias y hechos (facts) sobre esta increíble estructura.




Nos despedimos de nuestro nuevo amigo, sabiendo que seguramente lo volveríamos a contactar. Le quisimos devolver los paraguas, pero como seguía lloviendo nos dijo que nos los quedemos, que él los pasaría a buscar por nuestro hotel cuando nosotros nos fuéramos a Italia. Y sí, nos habíamos hecho un amigo argentino en Paris. Nos tomamos el subte y volvimos a nuestro hotel. Un baño caliente, ropa seca y varios quesos devorados después nos acostamos. Por mi lado, ansiando que las horas pasaran rápido, para poder conocer a la hermosa Torre Eiffel.

Share:

1 comentario

  1. Pao me encantò todo lo que contaste!
    Hermosas tus fotos y la experiencia con Martìn.
    Notre Dame es adorablemente escalofriante! Esas gàrgolas, esa oscuridad, y si llueve es perfecta!
    El Croque Madame y C. M se ven deliciosos!
    Beso grande!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu comentario!

© Testeadora | All rights reserved.
Blog Design Handcrafted by pipdig